Invertir en periodo de crisis

Inversión | No hay comentarios

En tiempos de grave crisis económica como la que estamos sufriendo en España y otros países europeos el concepto de invertir en tiempos de crisis debe resultar cuanto menos chocante a nuestros lectores. Es verdad que la crisis actual es por mucho de las más graves que hemos padecido en nuestro país. Teniendo un desempleo del 26% de la población activa resulta extraño no observar que las cosas no van según nos dicen los analistas. Yo sé que hay muchas miles de familias que no pueden no llegar a fin de mes sino cubrir las necesidades más esenciales de sus familias.

“Si quieres conocer el valor del dinero, trata de pedirlo prestado”
Francis Bacon  (Filósofo Inglés)
crisis economicaMuchas personas desgraciadamente están perdiendo sus casas por no poder hacer frente a los pagos de sus hipotecas y curiosamente para más inri, no sólo se quedan en la calle sino que su deuda con los bancos y entidades financieras siguen en pie con lo que sus vidas (financieramente hablando) están abocadas al abismo. 

Los gobiernos, como siempre, protegiendo no a los débiles como debieran sino a aquellos que como vulgarmente se dice “tienen la sartén por el mango”. Si no lo hicieran ya sé que sus pequeños reino – me refiero a lo partidos políticos – se irían al traste por no poder pagar las enormes deudas que tienen contraídas con los bancos.
 Es vergonzoso ver como éstos tiran a la calle a cualquier familia que les deba 1.000 € pero condonan las deudas de millones a los partidos políticos, todo claro a cambio de los favores que reciben del gobierno de turno. 

Ya se sabe el dicho popular: “Ayúdame a mí que luego yo te ayudaré a ti”, y ya nos acordaremos de los sufridos ciudadanos cuando llegue el tiempo de las elecciones y les pongamos un caramelo en la boca como a pobres niños desvalidos haciendo alguna ley popular, prometiéndoles que bajaremos los impuestos (que luego, claro, no cumpliremos),inaugurando alguna carreterita o dando besitos a los niños a pesar de que estén llenos de mocos y así verán lo bueno que somos y cuánto nos preocupamos por sus vidas y sus problemas. ¡Vaya cuento!
Después si te he visto no me acuerdo, y nos soltaran frasecitas como “nos hemos visto obligados a no cumplir nuestras promesas electorales pues la caja estaba vacía”; vacía sí que estaba y estará  pero siempre, es curioso, se las apañan para no quitarse sus buenos sueldos, primas y demás prebendas, hoteles de lujo asistiendo a reuniones que no sirven para nada, comilonas, la Visa oro, etc., etc. Todo esto lo he visto yo en primera persona.

En fin, es muy triste, no vale la pena seguir pues nos deprimiríamos aún más. Mi mensaje es sencillo: No confíes en el papá estado, te engañará, te mentirá y te exprimirá. Confía en ti mismo y en tus propias capacidades, sólo tú serás capaz de salir adelante por ti mismo.

 

No soy ningún economista, no tengo títulos que cuelgan de las paredes; sólo soy una persona cercana a la jubilación que ha aprendido mucho en la escuela de la vida, por los tropiezos y los errores cometidos como la mayoría de las personas y esto unido a que siempre me ha gustado leer e indagar todas las cosas, creo que me permite poder ofrecértelo a ti, querido lector de este pequeño blog para que aprendas algunas sencillas lecciones, la mayoría de sentido común y te ayuden a no fracasar y a no cometer demasiados errores y así salir adelante con tu familia en esta selva económica en que estamos metidos.

 

En pequeños artículos te iré dando pistas y posibles soluciones a todas aquellas preguntas que nos hacemos en relación con nuestro futuro financiero; ¿Dónde invertir dinero?, ¿cómo lograr el éxito? ¿Cómo ser un emprendedor? Creo, que lo mejor para empezar es ser humilde, tener un espíritu abierto y sencillo como los niños, admitir que no sabemos mucho de algunas cosas y desear aprender de aquellos que te puedan enseñar algo, ya sea grande o pequeño, en definitiva, aprender desde la A   la Z.

 

 
Verás que antes de darte consejos directos de cómo y dónde invertir iremos viendo las primeras lecciones básicas que como personas y como inversores hemos de aprender.
El mundo económico y financiero es muy complejo y por tanto hay que aprender de su historia, sus leyes, los condicionantes que nos afectan como emprendedores e inversores, como los impuestos, las posibles subvenciones, etc. Todo ello nos permitirá a no equivocarnos en cómo usamos y cómo invertimos nuestro dinero que, a menos que hayas nacido en el seno una familia rica cuesta muchos esfuerzos y sacrificio conseguir. Pero recuerda nada se consigue sin esfuerzo y constancia. 
Me hago eco aquí de esta frase de Benjamín Franklin: “El camino hacía la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro”. Aprendamos de los sabios

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *